Loading...

viernes, 10 de septiembre de 2010

Crítica: Resident Evil Afterlife (Ultratumba)


hola soy recfánatico y soy muy fan de resident evil y rec , tanto de los juegos como de las películas. Si echamos la vista atrás, ya hace ocho años desde la primera entrega que horrorizó a los seguidores de la franquicia de videojuegos más famosa de Capcom, pero aún así Resident Evil por la que nadie apostaba, generó millones de dólares en taquilla y así fue sucediendo con el resto, hasta llegar a la penúltima entrega Resident Evil: Extinction que consiguió doblar los ingresos generados en taquilla a nivel internacional frente a los gastados en la película. Está claro que Resident Evil es una inversión segura para Sony y aunque Milla Jovovich nos comentó en la entrevista, que no eran ciertos los rumores sobre dos posibles entregas más, dejó en el aire que todo dependería de la acogida de los Fans. Es curioso que en todo momento hablase de Resident Evil como una película para Fans y en esta crítica sabréis porqué.


Si tuviese que explicaros como es la película del director Paul Anderson en cifras, os diría que los primeros 30 minutos de metraje son brutalmente hipnóticos, es un derroche de buen gusto para la vista, ha utilizado para rodar la misma cámara que desarrolló James Cameron para Avatar pero de una manera mucho más aprovechada, si Cameron fue tímido con el 3D de su película, Anderson lo ha explotado al máximo.

La pena es que ese magnífico 3D no se mantiene durante todo el film, comprensible por otro lado ya que supone un gran esfuerzo para los actores rodar de esta manera, Milla comentaba, que al rodar en 3D, si alguien le pega un puñetazo, le tiene que tocar, porque si no, la cámara detecta perfectamente esa separación entre el puño y la cara, asi que en alguna ocasión se llevó un puñetazo sin querer.
Esto ha supuesto que el film tenga muchísima menos acción que las anteriores entregas, al principio de la película sucede algo que no os voy a contar, que supone la excusa perfecta para justificar la escasa acción del film, durante la primera media hora se desarrollan los momentos más tensos y eso hace que la película que por otro lado es larga (dura dos horas) decaiga y abuse del Croma durante el resto de metraje.

Por otro lado el 3D juega malas pasadas, te hace todo tan real y tan cercano que a veces se notan demasiado los “truquillos” del cine, me explico. Hay una escena en la que Alice está sobrevolando con su avioneta unos edificios, escena parecida a la del comienzo del Trailer. Si veis esa escena tal cual, no notareis nada extraño, pero si lo veis en 3D apreciareis que el avión es una maqueta y que los edificios son de cartón piedra, lo que inmediatamente te hace esbozar una sonrisa y salirte de la película.
En otro momento, Alice sostiene unas pistolas y el 3D, le hace parecer unas manos excesivamente grandes. Son defectillos técnicos que a medida que avance la tecnologia 3D seguramente se vayan puliendo, pero ese tipo de cosas desentonan con la película.
Si os tuviese que dar otro numero os diría que hasta los 45 primeros minutos de película no aparece la primera horda de Zombies, lo cual se hace tedioso, porque seamos francos si algo bueno tiene Resident Evil son sus Zombies y en esta película no han abusado de extras como por ejemplo lo hicierón en la tercera entrega.

Sobre los actores, por un lado tenemos a Milla Jovovich (Alice) que como siempre está genial como líder del grupo, Ali Larter (Claire Redfield) que ha perdido la memoria e intenta encontrarse a ella misma y se mueve menos que en ninguna entrega, porque ya entonces se nota que estaba embarazada. Shawn Roberts (Albert Wesker) que es el principal enemigo de Alice y el que mejor caracterizado está, además lleva el peso de ser el hilo conductor entre los videojuegos y las películas y su ambición ya no será la de experimentar y crear virus si no, la de volverse más fuerte ya que está infectado y necesita ADN fresco para recomponerse cada cierto tiempo para no acabar hecho un monstruo. Hay incorporaciones nuevas y la más notable es la de Wentworth Miller (Chris Redfield) al que no vamos a tener más remedio que “suspender” ya es duro para un actor quitarse el San Benito de su papel anterior, pero si encima en la película tu objetivo es ayudar al resto de compañeros a escapar de una cárcel, poniendo las mismas miradas y el mismo tic de manos que tenía Scofield en Prison Break… Si deciden hacer Resident Evil 5 esperemos que no cuenten con él. Hay regresos esperados como el de Sienna Guillory (Jill Valentine) que anunció Milla incluso en Twitter, pero que no os engañen los comentarios, ya que solo aparecerá durante los créditos de manera fugaz (a la que por cierto nadie reconoció salvo nosotros, estaba todo el mundo preguntándose quien era, comprensible porque aparecía con el pelo rubio).

El guión tiene muchas lagunas, hay momentos incluso en los que se deshacen de uno de los personajes sin explicar el porqué ni como ha sido, a Paul Anderson le sobra y se lo carga. O uno que parecía estar muerto vuelve a estar vivo sin necesidad, ya que ni siquiera es importante para la trama. Por otro lado está muy mal hilada con las entregas anteriores, da la sensación de ser una película totalmente independiente. El director ha caído en el error de volcarse exclusivamente en el apartado técnico descuidando el guión.
Os comentaba antes que todo el elenco ha remarcado mucho que era una película para Fans, creo que Anderson ha estudiado más que nunca los juegos y se ha empapado mucho de la historia de Resident Evil. Por ello han introducido enemigos como Executor de Resident Evil 5 (que se lo cargan en 5 minutos… con lo que me costó a mí).
O han introducido movimientos idénticos a los de los juegos, por ejemplo hay una escena en el juego Code Verónica en el que Claire deja caer la pistola e inmediatamente se deja caer para recogerla antes de que llegue al suelo y así contraatacar, ese mismo movimiento lo hace Ali Larter que interpreta a Claire en una de las escenas de la película.

En definitiva, si tuviese que catalogar Resident Evil Afterlife dentro del marco que han supuesto las tres entregas anteriores, diría que es la peor de las cuatro a nivel argumental, pero merece la pena verla en cine, solo por el magnífico 3D que nos presenta. Dejad de tocaros con la última película de Nolan que el cuerpo también pide acción y Zombies de vez en cuando, quien no vaya al cine lo lamentará, os lo aseguro, porque auguro que va a estar en boca de todos para bien o para mal.



Lo Mejor: Milla Jovovich y ver como Paul Anderson por fin se ha empezado a empollar la Saga Resident Evil. El magnífico 3D.

Lo Peor: El hilo argumental, demasiado lenta hacia la mitad de película, le falta la acción y la fuerza con la que se presenta el trailer y hay cosas que no se entienden.


animaos a verla vale la pena os lo aseguro :)


att: recfanatico

3 comentarios:

  1. Hola recfanatico felicidades por tu blog esta muy currado, yo tambien soy un fan de rec y los videojuegos de resident evil te hare caso he ire a verla en 3D.

    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Que mal que no la pueda ver 3D! tan complicado puede ser tener un cine 3D... suena como que los efectos estan bunos y la trama...bueno la trama como las demas peli, media caida para un lado =S

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
 
Ir Arriba